fbpx

¿Cómo trabajamos?

Qué es arquitectura sostenible?

El desarrollo sostenible es aquel que satisface las necesidades del presente sin comprometer las necesidades de las futuras generaciones.

Es necesario generar un equilibrio entre el bienestar social, la viabilidad económica y el respeto por el medioambiente.

Aplicando este concepto en los edificios, la arquitectura sostenible es aquella respetuosa con el medio ambiente al elegir las soluciones con menor impacto en él, siendo viables económicamente y equitativas para la sociedad.

Por qué es tan importante que seamos respetuosos con el medioambiente?

Las acciones de la especie humana están modificando nuestro entorno irreversiblemente. Nos consideramos el centro del planeta, sirviéndonos de todos sus recursos (egocentrismo), en vez de considerarnos una parte más, que no puede vivir sin el resto. Nuestras acciones están afectando a todos los medios:

  • Aire: contaminación, efecto invernadero, cambio climático…
  • Agua: contaminación, deshielo de los polos, explotación de los acuíferos…
  • Tierra: contaminación, desertización…

Se están reduciendo los hábitats naturales afectando gravemente a la diversidad de las especies, estando muchas de ellas en peligro de extinción.

Qué puede hacer la arquitectura para mejorar esta situación?

En los edificios pasamos entre un 80 y un 90% de nuestro tiempo, y requerimos estar en confort. Los arquitectos debemos optimizar el diseño de los edificios para conseguir que el impacto del edificio en el medio ambiente sea el menor posible (análisis del ciclo de vida del edificio: impacto ambiental durante el diseño, construcción, uso y demolición). Se deben analizar múltiples vectores:

  • Materiales: menor consumo posible de materiales de construcción, priorizando los reutilizados, reciclados y/o producidos cerca del edificio (menor gasto de energía en su transporte).
  • Energía: con medidas de eficiencia energética (mejor aislamiento e instalaciones más eficientes) e instalando energías renovables, disminuye el consumo de energías fósiles para conseguir el confort de los usuarios.
  • Agua: estrategias de reducción del consumo (doble pulsador en inodoro, aireadores en los grifos…) y reutilización (agua de lluvia para riego, o para las cisternas de los inodoro…) permiten reducir el consumo de agua, este bien tan escaso.
  • Residuos: una buena gestión en la obra permite reciclar los materiales residuales.

Una estrategia importante es rehabilitar energéticamente los edificios, mejorando su aislamiento térmico y sus instalaciones. Se disminuye la necesidad de energía (demanda) para que los usuarios estén en confort, aprovechando la estructura del edificio existente (reutilización de los materiales).

Sistema constructivo

La tecnología del sistema constructivo propuesto combina eficientemente la utilización de sus materiales componentes: EPS Isopor, acero y hormigón, en elementos laminares tricapa tipo “sándwich” de forma tal que se potencian y optimizan sus naturales ventajas individuales, dando lugar a un material de características propias, con prestaciones y capacidades reconocidas y probadas desde sus orígenes en laboratorios y ámbitos académicos, que le confieren los estándares de confiabilidad y seguridad exigidos por los más altos niveles de la industria de la construcción.

Los elementos componentes de esta tecnología consisten en paneles conformados por placas de EPS Neopor o EPS Isopor vinculados a mallas electro soldadas de acero de alta resistencia unidas entre sí mediante conectores que atraviesan la placa en la cantidad adecuada a la función asignada al panel.

El componente fundamental de la tecnología es el EPS, cuyo material base es el poliestireno expandido,  utilizando las más altas normas de calidad para selección de materias primas y procesos industriales, con las calificaciones ISO 9001 y el reconocimiento indiscutido como líder nacional en el ramo de los aislantes térmicos. El material utilizado para la producción de los paneles es de la densidad más adecuada, según los ensayos y experiencias, para el mejor y más económico aprovechamiento de sus cualidades, siendo esa la densidad de 10/12 kg/m3. El material es fabricado con los recaudos técnicos para que posea la calificación “F” o difícilmente inflamable, que le confieren la seguridad frente al riesgo de incendio que constituye una de las cualidades que ofrece la tecnología como solución integral.

Las cualidades que agrega el acero como material componente de los paneles son por demás conocidas y eximen de mayor abundamiento en su aporte como reserva de capacidad de carga y características mecánicas de ductilidad ya aprovechadas desde el descubrimiento del hormigón armado como material estructural.

Completa el conjunto de materiales componentes el hormigón, o micro concreto, producido en la misma obra y que por las cualidades de su proceso de fabricación optimizan su aporte como vehículo de resistencia y estabilidad, junto a la solidez que nuestro medio tradicionalmente exige para las construcciones destinadas a vivienda.

Abrir Chat
Hola!
Om Radio, la radio de San Clemente - omradio.ar